Y qué harás ahora

¿Y qué harás ahora, mi querido hijo de ojos azules? ¿Y ahora qué harás, mi joven querido? Voy a regresar afuera antes de que la lluvia comience a caer, caminaré hacia el abismo del más profundo bosque negro, donde la gente es mucha y sus manos están vacías, donde el veneno contamina sus aguas, donde el hogar en el valle encuentra el desaliento de la sucia prisión y la cara del verdugo está siempre bien escondida, donde el hambre amenaza, donde las almas están olvidadas, donde el negro es el color y ninguno el número, y lo contaré, lo diré, lo pensaré y lo respiraré, y lo reflejaré desde la montaña para que todas las almas puedan verlo, luego me mantendré sobre el océano hasta que comience a hundirme, pero sabré bien mi canción antes de empezar a cantarla. (A hard rain`s a-gonna fall. Bob Dylan, Premio Nobel de Literatura 2016)


feliz 2018

feliz 2018

viernes, 15 de junio de 2012

Ventana a la Historia: ¿Colón o Colombo?


Que Cristóbal Colón nació en Génova se da casi por cierto, pero que sus padres fueran genoveses ya no tanto. 

A los catorce años luchó del lado de los portugueses en un combate naval con los genoveses, junto al cabo San Vicente (Portugal). 

Siempre firmó como Cristóbal Colón y nunca como Cristoforo Colombo, que sería su nombre en italiano. Las cartas a sus hermanos, que tenían los inequívocos nombres castellanos de Bartolomé y Diego, y las que dirigió a los gobernantes genoveses, fueron también en castellano.

4 comentarios:

Alberto dijo...

De Cristóbal Colón dicen en mi tierra (Galicia) que era de por aquí o del norte de Portugal, que para el caso, en su época, venía a ser lo mismo. Dicen tener muchas pruebas, para algunos, evidencias para otros, en el monasterio de Poio, un pequeño pueblo cercano a la capital pontevedresa. Lo único seguro (dicen) de todo esto es que don Cristóbal frecuentó tal monasterio antes de partir hacia las américas, que por otra parte sabía muy bien hacia dónde se dirigía; lo de la India era un cuento para viejas con el fin de que alguien le financiara su aventura.
Y ahora, cinco siglos y pico más tarde, un buen puñado de imbéciles y otros tantos eruditos - y algunos que son las dos cosas a la vez - todavía se estrujan los sesos para averiguar cuál era su verdadera procedencia. Y claro, cada región lo quiere hacer suyo: Cosa dice, che e genovese!, braman en Italia; Fodas! Tu és maluco, foi portugués, dicen en Portugal; Que non, cona! Que era galego e chamábase en realidade Pedro Madruga, ou máis ben, Pedro Álvarez de Soutomaior, berrean en Galicia. Y en Castilla dirán que era castellano y que en realidad fue un vulgar marinero de agua dulce con suerte...
Siempre a vueltas con los jodidos nacionalismos, con querer llevar las cosas a nuestro terreno. Yo creo que ni al propio Colón le importaba un carajo de dónde era, pues fue sobre todo un hombre de su tiempo, del Renacimiento, es decir, un hombre universal; y seguro que se está desternillando de risa en su tumba con todas las sandeces que dicen de él.

crónicas de un e-writer dijo...

No sabía que Galicia también reivindicaba ser la patria de Colón. Puede que sea verdad, si de tan joven ya servía en la armada portuguesa; siendo el portugués un idioma hijo del gallego, no tendría ningún problema para hablarlo.
Resulta curioso que el descubridor de un continente esté aún por descubrir.

Un abrazo.

Alberto dijo...

Pues sí, don Cristóbal fue sin duda un personaje muy enigmático, y buena parte de su vida permanece cubierta por un halo de misterio. Dicen de él muchas cosas en Galicia y en todas partes; hasta se le ha atribuido un presunto origen croata (sic!!!): que si era un caballero de la Orden de Santiago, que si fue ese personaje (Pedro Madruga) tan polémico de la historia gallega, que si ya contaba con un mapa bastante detallado de América, comprado al pirata turco Piri Reis, el cual lo habría substraído sabe Dios de dónde y a quién, que si Cristóbal Colón no era más que un pseudónimo, una especie de nombre de iniciado a saber en qué misterios... y tantas y tantas cosas ni más fáciles ni más difíciles de creer que la versión oficial.
Acerca de la lengua, sí, está claro, si hubiese sido gallego no tendría ninguna dificultad para expresarse, sobre todo en su época, en la que el gallego y el portugués se acaban de separar. Fíjate que aún a día de hoy, desde el Duero hasta el Miño, se habla un portugués muy diferente, mucho más cercano al gallego antiguo, que era mucho más nasal que el actual; pero no tanto como el portugués do Texo (del Tajo).
A mí todo esto me recuerda un poco al dinosaurio de tu relato, que lo reivindicaba todo el mundo. Y qué se yo, en el caso de Colón, a lo mejor era de madre gallega, padre judío y nacido en Génova. De todas formas ese dato no sería otra cosa que una mera anécdota. O al menos así lo veo yo.

Un abrazo.

Moreno dijo...

Cristoforo Colombo era italiano, de familia piemontés según los relatos más influyentes. Su familía vivía en una localidad situada en el confín de la región de Liguria y Piemonte, provincia de Genova. Hay muchos estudios, pero es indudable que las actuales notas históricas, certifiquen más que otras cosas, la origen italiana de Colón. Por lo que me consta, fue un hombre entre dos mundos y, si no hubiera sido por la corona española, nunca habría nacido el mito de este navegador. Saludos.